Clases de Taiko

Los beneficios de tocar el Taiko

  • La percusión indispensablemente utiliza la parte derecha del cuerpo y la parte izquierda, brazo-mano derecha, brazo-mano izquierda, por lo tanto en el movimiento alternativo se coordinan de manera constante hemisferio derecho e izquierdo. Al hacer esto la persona integra la línea media del cuerpo, y puede encontrar más el equilibrio (físico y mental). Para hacer muchas tareas y para alcanzar aprendizajes complejos (como por ejemplo la lectoescritura) es muy importante integrar la línea media del cuerpo, trabajar la vía de comunicación entre los dos hemisferios (cuerpo calloso). Sin esta línea media clara, es muy complicado que las personas podamos hacer movimientos contralaterales (mano-brazo derecho / pierna-pie izquierdo).
  • Ayuda a integrar el RTAC, es un reflejo primitivo que las personas deben haber integrado de bebés, pero que hay muchas personas (entre ellas a las que les cuesta acceder al aprendizaje de la lecto-escritura) que no lo han integrado . Al realizar movimientos alternativos derecha izquierda, forzamos la coordinación hemisferio derecho-hemisferio izquierdo, lo que es totalmente necesaria para la mayoría de habilidades motrices, sensoriales, cognitivas y emocionales.
  • Por lo tanto, practicando repetidamente y alternativamente derecha-izquierda, contribuimos a una maduración neurológica o a fortalecer las vías neurológicas que ya hay.
  • También trabajamos la atención, tanto a la hora de memorizar una partitura, como por el hecho de tener que estar necesariamente concentrado para entrar a tempo, para mantener el ritmo y para sincronizarse con los demás taikeros. Esta concentración debe durar en el tiempo: si se practica mantener la concentración en el tiempo, veremos que progresivamente mejoramos nuestra capacidad de atención, que es lo mismo que mantenernos regulados y conectados con lo que estamos haciendo en un momento determinado .
  • Tocar el taiko es también hacer ejercicio cardiovascular y de fuerza tanto de tronco superior como de tronco inferior.
  • No siempre el taikero debe mirar los bachis como se mueven, pero cuando lo hace, o cuando hace ejercicios en que se han de mirar, potenciamos la coordinación ojo mano (habilidad muy importante para cualquier deporte de equipo, escritura o cualquier tarea de la vida diaria que hacemos con las manos).
  • Para tocar el taiko se debe procurar hacer movimientos repetitivos, rápidos y precisos. La estructura del cerebro que se encarga de que podamos hacerlo es el cerebelo. El cerebelo también interviene en algunos aspectos cognitivos, ya que tiene conexiones con los lóbulos frontales del cerebro. Por lo tanto, practicando taiko no sólo mejoraremos nuestra capacidad motriz en general, también mejoraremos la cognición y nuestra capacidad para discriminar.
  • Si hacemos el ejercicio de taiko donde sólo tocamos con el bachi de la mano no dominante, ayudamos a activar el hemisferio cerebral que tenemos más débil. Cuando hacemos esto, al igualar un poco más el grado de activación de los dos hemisferios, la integración entre los dos es mucho más buena. No hay integración de los aprendizajes sin una buena integración de los dos hemisferios.
  • Tocar el taiko tiene un componente propioceptivo, activamos músculos, tendones, ligamentos y articulaciones tan del tronco superior como del inferior. Por lo tanto hay un entrenamiento de la fuerza, lo que contribuye a construir un mejor esquema corporal y ayuda en la inhibición (entendida como poder PARAR).
  • Componente de expresión emocional.
  • Componente de expresión de la rabia, la potencia, el poder personal.
  • Componente de comunicación: por el hecho artístico y cuando dos taikos hacen un diálogo.
  • Componente de trabajo en grupo y sincronía con otras personas y socialización.
  • Con la postura de flexión de las piernas, la persona coge tierra, conecta más con el aquí y ahora y con el mundo físico.
  • Mantener el ritmo consiste en orientarnos de forma efectiva en el espacio y en el tiempo.
  • Trabajando el sonido también trabajamos el equilibrio o el sistema vestibular (pues neurológicamente sistema auditivo y sistema vestibular están muy conectados).

Fundació Lotus Blau
info@fundaciolotusblau.org

Mataró
c/ Sant Antoni, 42. 08301 Mataró (Barcelona), Espanya · Telèfon: +34 93 790 23 21

Barcelona
c/ Mateu, 7. 08012. Barcelona. Espanya · Telèfon: +34 93 790 23 21

Fundació Lotus Blau · Tots els drets reservats © 2014

Facebook   Facebook

Web realitzada per CREACTITUD